SOBRE MI



Hola, soy PAZ DIAZ,

Y VIVO COMO BAILO


"Enseñar danza es el lenguaje con el que declaro mi amor al mundo y a los demás.

Doy y recibo, me siento afortunada".

En mi casa sólo había 2 discos: uno de flamenco, el otro era la Bruja Baba-Yaga de la Bella Durmiente de Tchaikovsky. Cada vez que sonaban me sentía como poseída, igual que la bailarina de las zapatillas rojas.



Durante años mi carrera profesional estuvo dedicada en exclusiva a la danza española y en especial al flamenco.

Emprendí la aventura de emigrar para mostrarlo al mundo: Méjico, La Habana, donde monté mi propia compañía de danza, USA, Japón, Suiza...

Quizás piensas que llevaba una vida de película, y en parte fué así. Viajes, grandes éxitos, retos superados, increíbles aprendizajes, experiencias inolvidables...

Pero con el tiempo muchos bailarines experimentamos que la exigencia extrema
acaba por matar esa llamada que nos llevó a entregarnos a este arte sin reservas.

Empecé a preguntarme por qué la gente disfrutaba tanto viéndome sufrir.

Y no solo era mi cuerpo, algo dentro de mí empezó a doler hasta el punto de ver claro que tenía que rendirme.

Volví a España con 33 años y sin una idea clara de por dónde seguir.

¿Danza sí o no?

Fué una época de dudas y falta de motivación. Solo encontraba consuelo montando a caballo.

Pero nunca perdí las ganas de aprender, así que seguía en búsqueda, casi de un modo inconsciente.

Y entonces apareció el maestro sufí Adnan Sarhan, fundador de la Asociación de Sufismo Americana y percusionista profesional.

A lo largo de 20 años a su lado descubrí un nuevo enfoque del movimiento: como un camino hacia el interior, libre de pautas, más parecido a una meditación dinámica.

Entonces empecé a liberar, a sentir mi cuerpo y mi relación con él de otra manera.

Hice un proceso profundo de sanación de tanto dolor atrincherado en los rincones más insospechados.

Claudio Naranjo y su programa de terapia y contemplación SAT, Seekers After Truth, tuvo mucho que ver en ello.

Este camino desembocó en una formación intensa como profesora del método Open Floor o Danza Para La Vida, como me gusta traducirlo.

Porque yo quería transmitir a los demás esta posibilidad de liberarse de patrones
antiguos y renacer de algún modo a través de la danza.

Y esa es la razón por la cual hoy estoy al frente de Danzando.

Una escuela de baile para grupos pequeños y atención personalizada, porque me encanta mimar a la gente que se pone en mis manos.

Aquí he recuperado mi fe en la fuerza transformadora del flamenco, pero ofrezco alternativas como Danza Para La Vida, con la vocación de ayudar a otros a reconectarse con su cuerpo, expresar toda su esencia y construir comunidad.

Todo con un enfoque distinto, creativo, como un juego, sin exigencias, centrándonos en el disfrute.

De esta forma, estoy convencida de que bailaré toda mi vida.

Y me encantaría que tú pudieras hacer lo mismo. ¿Hablamos en persona?

 

CTA: ¡Lo tengo claro Paz!

 
Aquí puedes echar un vistazo a mis propuestas para ti

 


DANZA PARA LA VIDA

Es una práctica
dinámica y
estimulante de
conexión con tu
cuerpo en
pequeño grupo,
como una tribu
Notarás los
beneficios en tu
vida diaria




FLAMENCO

Un método
probado con el
que irás
progresando a tu
ritmo en 3 niveles
(mínimo)


FLAMENCO AD LIBITUM

Flamenco para
espíritus libres.
Convertimos la
tarima de baile en
un laboratorio, yo
te doy los
ingredientes, tú
creas la magia


DANZA ORIENTAL

Más allá de mitos
y estereotipos,
debes saber que
aquí movemos
todo el cuerpo.
Y además
trabajarás el suelo
pélvico

ME ENCUENTRAS AQUÍ:

C/ Benidorm, 7 Bajo.
39005 Santander
Cantabria
☎  636 636 404

 

 

¿DÓNDE ESTÁ LA ESCUELA DANZAN-DO?

¿QUIERES ENTERARTE DE LAS ACTIVIDADES?

Te lo cuento por la newsletter



Tus preferencias:
Te acepto encantada en mi bandeja de correo.

  | * | Todos los derechos reservados © Danzan-Do. Made with love in Modelatic.com