El abanico y los complementos en el flamenco

El abanico de abrir y cerrar tiene sus orígenes en oriente en el siglo VII dicen que inspirado a un artesano por las alas de los murciélagos. Fue traído a Europa en el siglo XVIII por los jesuitas con gran aceptación y éxito dentro de las clases más acomodadas. En principio fue parte de la indumentaria tanto femenina como masculina y aún hoy es posible encontrar algún hombre aficionado a su uso aunque los modelos usados por los hombres tienden a ser un poco más sobrios. Fue tanta la popularidad entre las mujeres que llegó a crearse un lenguaje con el. 

 

En el flamenco y en la Danza Española l el abanico es uno de los complementos más usados por las mujeres (y algunos hombres valientes) para enriquecer el baile bien sea en su versión de pericón (más grande de lo habitual o en su versión más extendido y cotidiana) y aunque en danza no se usa el lenguaje creado en otros tiempos, indudablemente su uso conlleva una expresividad y una comunicación que de otra manera sería diferente. Esto lo vemos en como dependiendo del palo que escojamos también escogeremos uno u otro complemento, es difícil ver una seguiriya con abanico. o unos tangos con bata de cola por ejemplo. Y aprovecho  esto para reflexionar sobre ¿Qué aporta el uso de complementos a la danza, en este caso flamenca? Habrá quien diga que es una manera de embellecer a la bailaora, de hacer el baile más vistoso pero yendo un poco más allá me gustaría apuntar a que es un medio de expresión, que usar cualquier complemento en una coreografía es una oportunidad para buscar una manera de ampliar nuestro lenguaje corporal, en mi opinión este complemento debe integrarse en el movimiento como otra parte del cuerpo y más allá de buscar efectos o clichés es una buena manera para explorar nuevos paisajes sin expectativas ni ideas preconcebidas. 

 

      SÍGUENOS

 

 

 | * | Todos los derechos reservados © Danzan-Do. Made with love in Modelatic.com