Escritos


 

 

36368089_10211110537309414_2472804210668732416_o

 Texto extraído de la página openfloor.org

Hanne Tjersland se graduó del Programa de Maestría en Estudios para la Paz en Innsbruck en 2016. Ahora es maestra de práctica del movimiento Open Floor y doctora en Filosofía. Candidata en estudios por la paz con Open Floor como foco de investigación en la Universidad Jaume I de Castelló de la Plana, España.

“Crecí en Noruega, considerado uno de los países más pacíficos del mundo. Sin embargo, al crecer, experimenté mucha "falta de paz". Sentí cómo las personas a mi alrededor eran incapaces de abrazarse y conectarse consigo mismas. Había mucho miedo, juicio y culpa. Experimenté esto de primera mano, lo que también afectó mi propia relación conmigo misma y me creó mucho trauma.

Comencé a sanar este trauma y redescubrí un profundo sentido de confianza en mí misma a través de una variedad de prácticas corporales. Cuando finalmente encontré Open Floor, encontré una manera de moverme y jugar con estas partes dolorosas de mí mismo, tanto dentro como fuera de la pista de baile.

Como trabajadora, investigadora y educadora por la paz,  estoy comprometida con ofrecer la práctica del movimiento Open Floor como un recurso poderoso para la paz.

La educación para la paz incluye, entre otras cosas, la creación de espacios donde se puedan descubrir, explorar, reflexionar, experimentar y elegir nuevas posibilidades de comprensión y relaciones con la paz. En este contexto, el plan de estudios Open Floor es particularmente útil para explorar las muchas "pequeñas paces" que surgen, se reforman y cambian continuamente en nuestra vida cotidiana. Así como la pista de baile es un entorno poderoso para explorar la interacción dinámica entre nosotros como seres humanos encarnados y relacionales.

En lugar de ver la paz como un concepto universal, la paz se entiende como un tejido dinámico (siempre cambiante, plural e interminable), holístico y relacional. En la práctica del movimiento Open Floor, no buscamos la paz eterna y universal, sino que navegamos entre investigaciones sobre las diferentes dinámicas, capas y relaciones que cambian con cada momento de la vida. Cuando practicamos con regularidad movernos con cambios constantes, podemos aprender a abrazar más plenamente la integridad de nosotros mismos, los demás y la vida.

Uno de los aspectos clave de la paz es nuestra capacidad humana para aceptar el cambio y la recreación continua. Todos los seres humanos tienen una capacidad innata para aceptar el desorden, las contradicciones y las "sombras" que ellos y otros llevan. Esto es lo que nos permite seguir desarrollando poderosamente pequeñas paces todos los días en este planeta.

Saber más sobre Hanne https://peaceinmovement.com/

Un libro en el que Fernando López nos lleva de manera magistral por una historia del flamenco no contada hasta ahora. Sin duda lo recomiendo. A través de sus páginas podemos ver que el flamenco es mucho más grande que cualquier estereotipo y que a lo largo de su historia ha sabido dar cabida a todo el que ha querido acercarse.

Aquí comparto un pequeño "pellizco"

"Históricamente, además, el flamenco ha servido de refugio terapéutico para muchos que que no han tenido más apoyo que el que ellos mismos podían darse, y tal vez deberíamos comenzar a poner en valor su efecto sanador, especialmente durante las décadas de aislamiento psicológico y ostracismo social y político que nos preceden. Hablamos, entonces, de cómo las rumbas de Bambino nos han destaponado torrentes de lágrimas que teníamos atascadas, de cómo Fernanda de Utrera nos ha hecho sentir menos solos en nuestra tristeza, porque no hay pena más grande que su pena; de cómo hemos volado con los saltos de Antonio el Bailarín hasta perder peso y sentir la liviandad de la tierra, flexible como una cama elástica. De cómo Carmen Amaya nos ha enseñado a sacar fuerzas de flaqueza para arrancarnos y marcarle los límites a quienes se sobrepasaban con nosotros. De cómo el Güito, con su soleá, no hizo entender que la velocidad lo cambia todo y que la vida hay que "bailarla despacito".

Saber más

 

Foto David Duncan 1957

Un fragmento de una entrevista a Pablo Picasso.

- ¿Por qué estás bailando?

- No hay por qué, estoy bailando.

- ¿Es usted un artista plástico bailando?

- Si… o un bailarín que pinta, lo que usted prefiera

- ¿Desde cuándo baila?

 

Este mes de febrero nuestros encuentros "Fundamentales" nos han vuelto a dejar un sabor de boca delicioso. La creatividad y la riqueza de nuestras exploraciones ocurre siempre pero no siempre deja una huella que podamos compartir porque la danza y el movimiento es un arte efímero que ocurre en el momento -como la vida misma- y no es posible atraparlo porque se desvanece al intentarlo.

El abanico de abrir y cerrar tiene sus orígenes en oriente en el siglo VII dicen que inspirado a un artesano por las alas de los murciélagos. Fue traído a Europa en el siglo XVIII por los jesuitas con gran aceptación y éxito dentro de las clases más acomodadas. En principio fue parte de la indumentaria tanto femenina como masculina y aún hoy es posible encontrar algún hombre aficionado a su uso aunque los modelos usados por los hombres tienden a ser un poco más sobrios. Fue tanta la popularidad entre las mujeres que llegó a crearse un lenguaje con el. 

Cuando hablamos del Diafragma nos referimos al músculo situado bajo los pulmones y por encima de los órganos abdominales cuyo nombre es este. Digo esto porque como veremos más adelante también el término diafragma se utiliza para referirse a zonas (musculares o de tejidos) que son conectores y contenedores de diversas áreas de nuestro cuerpo.

     

Página 1 de 5

 

      SÍGUENOS

 

 

 | * | Todos los derechos reservados © Danzan-Do. Made with love in Modelatic.com